Formación práctica

16.01.2019

Hoy les voy a presentar en este vídeo, y donde les explico de una manera fácil de comprender, lo que pretendo cada día con las clases práctica que doy en los cursos de certificación profesional para los futuros vigilantes de seguridad privada.

Existen tres tipos de personas, el primer grupo son las personas llamadas auditivas, que comprende muy bien todo lo que se les enseña tan solo por la palabra. Otro grupo conocido son los llamados visuales, aquellas personas que comprenden mejor por lo que pueden ver. Por último, tenemos el grupo de las personas quinésicas, estas prestan mejor atención al movimiento y los gestos.

Los alumnos en clase escuchan al profesor, me escuchan mientras le explico un tema determinado, visualizan en la pantalla las proyecciones, o por los diferentes sistemas informáticos con los que cuentan el aula, (ordenadores portátiles o sistemas de visualización de imágenes). Luego representan ellos mismos, en clase, mediante escenificaciones, las diferentes situaciones por las que podrían encontrarse en la vida real. Todo esto acompañado al final de cada módulo específico con un cuestionario a desarrollar explicando a modo de informe la resolución de los diferentes casos que han debido resolver en la practica anterior.

Al final de cada unidad formativa los alumnos han visto, escuchado, practicado, escrito y... ya están listos para superar el examen que se componen de un cuestionario de preguntas tipo test con cuatro respuestas cada una y desarrollar un ejercicio práctico sin ningún problema, pues ya han trabajado durante todas las clases; han practicado, visto y oído todo con anterioridad, y lo mas importante que han trabajado en cada practica al limite de la realidad las situaciones que podrán encontrarse en la vida real.

Los alumnos cuando comienzan su vida laboral, ya por fin en su empresa, siempre lo agradecerán... haber vivido antes lo que se van a encontrar. "Déjà vu" dicen los franceses.